viernes, agosto 06, 2004

PARTE DE NOSOTROS

Mañana se estrena en España la que ya se sabe última película de animación tradicional de la factoría Disney. Poco que decir de ella. Home on the Range (título absurdamente traducido en España como Zafarrancho en el rancho, sin comentarios) seguramente sea mediocre, o mala, como sus predecesoras inmediatas (desde Pocahontas en 1995 hasta Atlantis o El Planeta del Tesoro, mogollón de naderías y sinsentidos han dilapidado poco a poco el dinero del tío Walt). Los estudios Disney -y, por extensión, la productora Buena Vista- ya sólo se dedicarán a la acción real (las películas costosas pero rentables a lo Piratas del Caribe) y a las subcontratas para animación por ordenador (como las colaboraciones con Pixar en Toy Story o Buscando a Nemo).



La verdad es que la cosa se veía venir, y tiene la importancia justa, ya que era mejor que el proceso de desgaste de los dibujos Disney fuese finiquitado cuanto antes. Pero como niño que he sido entre 1937 y 2004 (junto a otros cientos -¿miles?- de millones), me gustaría rendir tributo a la mayor fábrica de sueños del Siglo XX. Una etapa ha terminado. Y sí, es cierto que además de sueños disney fabricó muñecos, y juguetes y colonias y sinfín de merchandising, pero la base de todo ello eran unas películas maravillosas (algunas más que otras) que han hecho emocionarse, divertirse, o incluso pasar miedo a niños de unas cuantas generaciones.



¿Quién no ha mirado a más de una anciana con sospecha porque le recordaba a la malvada bruja de Blancanieves y los 7 enanitos?¿O ha esperado que un ciervo o un conejo le hablaran tras ver diez veces seguidas la cinta de Bambi? Aurora nos enamoró en La Bella Durmiente, y odiamos a las hermanastras tanto como la propia Cenicienta. Muchos quisimos por navidades un genio como el de Aladdín, y lo pasamos mal cuando nuestra madre preparó sopa de pescado tras ver La Sirenita. Qué aburrido que nuestros muebles no hablasen -ni interpretasen números de cabaret- como los de La Bella y La Bestia...Pero en fin, como sucede con Mufasa en El Rey León, nada muere si nosotros lo guardamos en el corazón, así que a las películas de Disney, mientras haya niños en el mundo, les quedan muchos años de vida...

4 Comments:

Blogger misato said...

Ultima pelicula de Disney. Que pena. Tras muchos años de deleitar a los tiernos infantes con unas peliculas a la vez entretenidas y educativas esta gran factoria nos abandona.

Como niños que hemos sido echaremos mucho de menos esos protagonistas ideales (ella, la princesa perfecta, el, el amable caballero dispuesto a salvarla) y esos malos tan caracteristicos que siempre odiaremos (claramente reconocibles por sus rasgos similares a los de esas razas tan malas... si, los que no son "blancos"...).

MUFASA ES EL TIPICO ESTADOUNIDENSE CACHAS OFICIAL DE LA MARINA Y SCAR ES EL TIPICO "TERRORISTA" DEL MEDIO ORIENTE!!!

Pero bueno, esos "pequeños detallitos" se pueden olvidar facilmente si tenemos en cuenta que son peliculas con argumentos dignos de alabanza.

(ARGUMENTOS QUE HAN SIDO SACADOS DE CUENTOS BRUTALMENTE MUTILADOS O PLAGIADOS VILMENTE DE ALGUN ANIME!! RECOMIENDO VER KIMBA Y ASEGURO QUE ES MUCHO MAS EDUCATIVO QUE ESA BASURA PROPAGANDISTICA QUE SE HIZO LLAMAR "EL REY LEON").

Niños: la madre de Bambi muere, asesinada. ¿Que pena, no? ACEPTADLO! Miles de madres de niños mueren al dia, y sorpresa! tambien mueren miles de niños. BAMBI TUVO SUERTE!

Niños, conoced lo que de verdad ocurre a vuestro alrededor, porque en la epoca en que vivimos no hay lugar para la inocencia. Y no, tampoco todo es malo en el mundo. Quereis algo que os entretenga, os eduque y os haga soñar con un mundo mejor? Ved anime. Empezad con Totoro. Es una pelicula con final feliz... principio feliz... y si! nudo feliz. Porque no en todas las pelis hay malos que matar.

Sed felices.

12:33 a. m.  
Blogger Juan said...

Ahí queda eso. Por lo menos las has visto, y se nota...algo es algo. Y ten por seguro que si nuestros amigos los distribuidores le diesen a Totoro and company el mismo trato comercial que a Disney, los niños querrían tanto o más a la bolilla esa que a Mickey o a Donald. Pero siendo así, ya conoces el tan castizo dicho de que "más vale lo malo conocido..."

2:49 p. m.  
Blogger Ignacio said...

Felicidades, cabroncete... menos disney y más farenheit 9/11, ya sabes ke la semana ke viene no te libras. Ke kontrakultural soy, la hostia :D.

11:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Juan, yo seré más breve que misato, una opinión muy tierna. Misato, ya sabesmos que el mundo está lleno de injusticias, y precisamente para eso está el cine, para darnos esperanza, no solo con las cosas buenas, sino también nos muestra las malas pero haciéndonos ver que se pueden superar. Un besito. By Vickt.

3:17 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home