lunes, enero 17, 2005

CUMPLIR CIEN AÑOS SIENDO UN NIÑO



En 1904 (101 años ya) nace en Inglaterra una de las obras literarias más importantes del siglo que comenzaba, e indiscutiblemente una de las que más huella han dejado en el imaginario colectivo. Peter Pan nos ha hecho pasar grandes ratos de diversión con sus aventuras cuando éramos infantes, y, de más mayores, reflexionar sobre las ventajas e inconvenientes de la eterna juventud. ¿Quién no ha querido alguna vez ser un niño para siempre, o, a estas alturas, volver a serlo? El padre de este fenómeno fue James Barrie, y parte de su vida -los años que rodearon al alumbramiento de su obra maestra- nos llega ahora, mitad realidad/mitad ficción, en forma de película: Descubriendo Nunca Jamás.
Marc Forster (que hace nada dirigiese Monster's Ball) estaba buscando desde entonces una oportunidad para realizar "una película mágica", y cuando en sus manos cayó el guión de David Magee -inspirado en la realidad y en una obra de teatro anterior sobre Barrie- no se lo pensó dos veces: además, se cumplían cien años de la publicación de las aventuras de Peter y Campanilla, y ¿qué mejor manera de homenajear a la obra y al creador? Que aprendan los del quinto centenario quijotesco... El elegido para dar vida al literato es Johnny Depp, y le rodean intérpretes de la talla de Kate Winslet, Radha Mitchell, Dustin Hoffman o Julie Christie.



La historia comienza cuando Barrie presenta una de sus obras en los teatros londinenses, y, como las anteriores, es recibida friamente. La sociedad inglesa de principios de siglo estaba avanzando mucho más rápido que su teatro, y la gente se aburría de los fondos y formas clásicos. El dramaturgo entra en crisis creativa, y busca inspiración hasta debajo de las piedras. Pero es la casualidad la que le lleva a conocer, en uno de sus paseos diarios, a los cuatro niños Llewelyn Davies y a su recientemente enviudada madre Sylvia. Forjará una gran amistad con ellos, llena de juegos fantásticos, y una muy especial relación con ella, a pesar de la fuerte oposición de la abuela de los niños y de la mujer de James. Con todo el material que estas nuevas experiencias le inspiran, gesta su nueva y definitiva obra; pero ahora el problema lo tendrá con su compañía de teatro, en la que no saben que cara poner ante una representación con piratas, cocodrilos y en la que algunos personajes vuelan por el escenario.
Puede que Gran Bretaña no tenga muchas cosas: pero ha parido a los mejores escritores fantásticos de la historia. Y lo cierto es que, para inventar mundos paralelos, viajes asombrosos y personajes increíbles hace falta estar ligeramente "fuera de la realidad": por eso las biografías de estos autores suelen ser tan interesantes (¡qué más da que no todo sea real!). Podían animarse los de Hollywood -tras el éxito que está cosechando este experimento- y contarnos en pelis la vida del extraño filósofo que escribió Los viajes de Gulliver o del amigo de las niñas que nos llevó con Alicia al País de las Maravillas.



3 Comments:

Blogger Trippy said...

¿Me equivoco o alguien se está tomando unas leves vacaciones? Por aquí hay sequía de Puñaladas. Se va necesitando otro chute de información cinéfila. Te estás haciendo desear, perro ;P

11:47 p. m.  
Blogger Juan said...

¿Vacaciones dices? Ya me gustaría...

11:09 a. m.  
Blogger Trippy said...

Vacaciones bloggeras, proclamo. Apuesto a que "las otras" las ves tan lejos como cualquier estudiante que se precie (y que no, carajo).

1:32 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home