jueves, febrero 10, 2005

LA GUERRA DE LOS MIÉRCOLES



La noche del miércoles ha sido el campo de batalla elegido para librar una de las batallas más sangrientas de la televisión española reciente. Todo empezó en octubre, con el esperado regreso de la serie revelación del pasado año. Comenzaba la emisión en Antena 3 de la segunda temporada de Aquí no hay quien viva, y "pese" a la ausencia de Loles León, la serie empezó fuerte: desde el primer capítulo no ha bajado de los cuatro millones de espectadores, alcanzando en momentos de máxima tensión argumental -por decir algo- hasta siete y medio. Ni Dallas en sus mejores tiempos. Hasta ahí todo bien, los otros canales (Telecinco, porque las autonómicas no cuentan, el plus se paga y TVE no levanta cabeza) programaban modestamente, sabiendo que la comunidad de vecinos se come a quien le pongan por delante...¿o no?
Enero de 2005: Telecinco, tras una larga promoción y sabiendo que numerosos fans lo esperaban ávidamente, estrena el primer capítulo de la tercera temporada de su serie estrella, Los Serrano. ¿Cuando? el miércoles por la noche, de una forma escrupulosamente simultánea (en inicio, fin y pausas publicitarias) con la serie de Antena 3. Aquí está de nuevo, por si la habíais olvidado, la maldita contraprogramación. La cosa empezó con empate técnico: La primera noche, las dos series tuvieron cerca de seis millones de espectadores (a tener en cuenta el récord de gente movilizada frente al televisor...).
Los miércoles no eran nuevos para ninguna de las dos producciones, pero nunca hasta ahora habían coincidido. Las dos habían saltado por la parrilla de flor en flor, y encontraron su sitio en este día... pero esto tenía que pasar.



La guerra había comenzado, y cualquier arma era válida: Aquí no hay quien viva prolongó la duración de sus capítulos para igualarla a su rival, y convirtió en habituales los finales de episodio "cliffhanger": dejar a los protas en una situación totalmente incierta hasta la semana que viene, cual culebrón venezolano. Por su parte, Los Serrano anunciaba los capítulos con Fran Perea (uno más de sus reclamos para niñas/adolescentes) cuando el ¿actor? aparecía unos quince segundos, y los culos y tetas de Eva y África se habían convertido (aún más) en sello de fábrica de cada episodio. El segundo y tercer miércoles la batalla parecía ganada por José Luis Moreno, productor de Aquí no hay quien viva (seis millones contra cuatro), y creíamos inminente el cambio de día de Los Serrano. Pero a partir del cuarto (hace una semana) Resines y su troupe asestaron un duro golpe a los de Juan Cuesta, recuperando gran parte de la audiencia perdida. Qué pasará a partir de ahora, ni idea, pero como todas las buenas guerras, parece que va para largo. Las teles enemigas, además, se juegan con la audiencia de las series el éxito o no de sus posteriores late shows: esto se ha demostrado hoy con la presencia de algunos "Serranos" en Crónicas Marcianas.
Pero por favor, ¿es que los espectadores -auténtica fuente de ingresos de la tele- no contamos nada? ¿por qué hay que convertir a dos series, totalmente diferentes y perfectamente complementarias, en rivales? Aquí o estas con unos, o con otros, o sueltas de cinta de vídeo... Otra cosa sería que la ficción televisiva española fuese tan wonderfulosa que hubiese tres series (mínimamente potables, como estas dos) entre las que elegir cada día. Pero no es así. ¿se ha fijado alguien en la programación de los lunes, por ejemplo? Para darse un tiro. Señores programadores: yo tengo mi favorita -como todo el mundo- pero no estaría de más poder ver las dos y poder disfrutar de las pocas series que quedan en nuestra tele, cada vez más abarrotada de Salsas Rosas y "Realities" de ciencia-ficción. Dejen de joderse entre ustedes, haya amor, paz y sostenibilitat, y de paso, dejen de darnos por el culo a nosotros. Que sin nosotros no serían nadie.

3 Comments:

Blogger Trippy said...

A decir verdad, yo los miércoles sigo "Urgencias" cual freakie empedernida (más ahora que se han decidido a emitir en horario potable). Lástima que el público no haga de ella un rival "digno" para las otras dos. De todas formas, siempre podemos seguir el modelo de la Drogash: en su casa ven "Aquí no hay quien viva", graban "los Serrano" y "Urgencias", y se solucionan la programación basura del resto de la semana tirando de VHS. Es una buena opción cuando tienes tanta tele en casa :D

1:03 p. m.  
Blogger Luis said...

Con un título tan desafiante no podría pasar de leer este post y he de reconocer que al llegar al final me he sentido aliviado y muy de acuerdo. Aliviado porque pensé que no ibas a dejar títere con cabeza defendiendo y/o atacando a unos y otros, al final no fue así y nos ofrecistes un torrente de datos a tener en cuenta. De acuerdo con la última reflexión, si aqui no hay quien viva alcanza esas cifras tan altas teniendo como rival a otro coloso (que tampoco se queda corto) no me imagino lo que puede conseguir sin rival. No se a que viene esta rivalidad teniendo en cuenta la gran cantidad de puta mierda que echan cualquier dia a esas horas. Estan locos estos romanos.

11:35 p. m.  
Blogger Ignacio said...

Sostenibilitat y bon rollo, ¿no?
:D

8:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home