martes, marzo 22, 2005

TOMA NOTA, JEAN-PIERRE

El mes pasado, una noche de lunes o martes, me decidí a ir al cine animado por la sugerente parrilla televisiva. Estaba yo en plan casero y no me apetecía atravesar Madrid para ir a los Ideal o a los Verdi, así que me puse las playeras más rotas, como el que va a por el pan, y me planté en la taquilla de los cines Renoir Retiro (debajo de mi casa, muy socorridos en estos casos, y de versión original). Con sólo cuatro salas, la única que no había visto era Para que no me olvides, de Patricia Ferreira, así que me lo jugué todo a la misma carta.
La peli no era para tirar cohetes,un poco sosa, aburrida a ratos y plagiando intermitentemente a La habitación del hijo... pero como soy de los de "de todo se puede sacar cosas buenas", me quedo con los dientes perfectos de Marta Etura y la última interpretación de Fernando Fernan-Gómez -y es que podría serlo en todos los sentidos. Me hizo gracia (algo que siempre mola) que la peli que veía por proyectarse en el cine del barrio sucediera en su mayor parte en el susodicho vecindario, incluyendo mis transitadísimas Sáinz de Baranda e Ibiza y la calle del propio cine, Narváez. Conseguí, al salir de la sesión, no quedarme atrapado en un bucle espaciotemporal infinito entre realidad y ficción, llegué a casa y se lo comenté (esto y alguna parte del argumento) a Victoria, mi teléfono de la esperanza particular.
Resulta que en la película el nieto de Fernán-Gómez hace lo posible para que no tiren la casa donde se crió su abuelo, que es muy de película: una casita con patio, con su olivo y todo, aislada entre edificios altos y feos, tipo Stuart Little pero menos fantástica. Yo, que tengo mucho tiempo libre, me dije el sábado siguiente por la tarde: "pues voy a ver la casa, y, emulando al prota, le echaré algunas fotos, que no se ven cosas así por Madrid". Cosas que sólo hacemos los de provincias. Como todo en la peli (viéndola pude atisbar el nombre de la calle) estaba por el barrio, así que allí me fui dando un paseíllo. Después de unas cuantas vueltas entre Pacífico y Conde de Casal llego a la dirección indicada y... la casa no está. Al final la derribaron. "Próxima construcción: edificio de apartamentos." El personaje de Fernán-Gómez se quedó sin recuerdos infantiles, y yo con una cara de pringao para la que tenía que haber aprovechado la cámara de fotos. No lo hice, por suerte. A veces (muchas), la realidad supera a la ficción.

5 Comments:

Anonymous Trippy said...

El post en sí me ha recordado a la temida decepción que sentí al ver el primer decorado de una peli (putos making of). No me preguntes por qué. Y, joder, me he quedado con las ganas de ver la carita que se te quedó, cámara en mano, frente al devastado solar que precede a un tocho puramente urbano. Ya te podías haber retratado...

PD: tu nuevo diseño me gusta sensiblemente más que el anterior ;)

5:14 p. m.  
Blogger Flat Eric said...

12 points para tu nueva cabecera, está genial.
A mi tb me gusta ir buscando sitios de peliculas. Me pasó lo mismo buscando el ghetto de Cracovia, donde había rodado Spielberg escenas para "la lista de schindler" y ya solo quedaban 4 edificios mal conservados. Cosas de hollywood, la magia del cine.

5:52 p. m.  
Blogger Juan said...

Sí, la verdad es que mola ¿eh? Pues hay que agradecérselo a dos personas: a Ignacio por el diseño original (qué sin decírselo colocó en el logo -genial- una imagen de una de mis 5 pelis favoritas), al que podéis leer en "Arquitecturas Imaginarias" (en los links). Y Trippy por todo el apoyo técnico, moral, y noctámbulo (extensivo a todos los cables que me ha echado con la página). Es la autora de "Shadows & Highlights" y "Sociopatía Empática". Gracias a los dos. Y a los que me leen, que son pocos pero mu güena gente.

10:38 p. m.  
Blogger Ignacio said...

Sí questá bien el logo, sí... y bueno, lo de la imagen de Psicosis es por lo de 'puñaladas', supongo, así que... aunque no fuera de tus pelis favoritas... aunque la odiases... ¡quedaría divino de la muerte! ¿estamos? xDD.

10:42 p. m.  
Blogger Luis said...

Sobre la cabecera: simplemente decir que está muy bien hecho, y que pega mucho.

Sobre tu anécdota: Deberías replantearte tu enfermedad por el cine, que luego pasan cosas como estas... Es broma, si te hubieses hecho la foto esa y la hubieras agregado un simpático mostacho me se de uno que no se levantaría de la risa en tres dias.

Un saludo: Luis.

2:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home