jueves, julio 14, 2005

DÍAS DE VERANO

Parece que en verano todo se idiotiza hasta extremos insoportables: la programación de la tele, la cartelera de cine, el comportamiento de la gente en las piscinas y/o playas... este blog no iba a ser menos. Si no se idiotiza, por lo menos se relajará en lo que a posteos se refiere. Es que aguantar los cuarenta gradazos a la sombra de la capital castellanoleonesa (aunque los de Madrid tampoco se quedan atrás) tiene su mérito. Cansa hasta teclear... Y como yo soy yo y mis circunstancias, aquí expongo algunas de ellas para deleite de muy pocos. Como es natural, empezaré por el principio:

Entre los días 5 y 8 de este julio se ha llevado a cabo la grabación del cortometraje Praesentir, de Gustavo Prieto en distintos lugares de Valladolid, aunque principalmente en una casa de Parquesol. Fueron cuatro días de trabajo duro (el de los otros), frases míticas y aprender mucho. En las esquinas y ángulos muertos de cámara es donde se me podía encontrar, aparte de por lo del aprendizaje y el fisgoneo porque se me había encargado ser testigo visual del rodaje. Más de dos horas de vídeo tengo para montar un making of que no debería durar más de un quince minutos. A ver como sale la cosa. También fueron días de cine (aunque sin Antonio Gasset): el cine que se hacía, del que se hablaba -cada dos por tres- y el cine que se vio.

Estoy hablando del último trabajo de Isabel Coixet (que no es La Vida Secreta de Las Palabras): gracias a una feliz coincidencia de cásting, pudimos ver en primicia el spot de 60 segundos que la directora catalana ha realizado de encargo para la Seminci por su quincuagésimo aniversario. Bajo el lema "50 años amando el cine" recorremos unas cuantas conversaciones que inventan una utópica relación entre los vallisoletanos y el cine. Está muy bien hecho y como anuncio (si hay dinero para programarlo) puede funcionar. Pero como todo lo bonito, es mentira.
En otro orden de cosas, desde la semana pasada tenemos en casa Digital+, y es un agobio. Hemos pasado de no tener qué ver a no saberlo. Porque hay tres películas buenas a la vez (supongo que como todas son repetidas, este problema irá desapareciendo), porque unas se solapan con otras en el tiempo, porque algunos quieren series y otros pelis... Los mejores canales: Fox ( por sus series americanas), Paramount Comedy (por La Hora Chanante), Cartoon network (por fin descubrí a Bobobó, o las Supernenas). Esos y, por supuesto, todos los de cine.

He vuelto a engancharme a las cursis Chicas Gilmore y a los geniales Fisher de Six Feet Under. Y necesito urgentemente los capítulos (sin anuncios y en orden) de Desperate Housewives... que me han gustado, como a media España desde que empezaron a darlos en la primera, aunque me marean un poco. Es que no es normal que pasen tantas cosas en un mismo capítulo. Al final de cada uno tengo una sensación de dazed and confused que no me gusta mucho, aunque luego sea precisamente la razón por la que quiero ver más. Que en Norteamérica sí que hay gente que sabe cómo hacer buena tele, vaya.
De pelis ya hablamos otro día, que no sabría por dónde empezar. Además, se acercan inexorablemente el primer aniversario del blog y mi vigésimo cumpleaños. Permaneced en sintonía.

2 Comments:

Blogger Ann O'Nadada said...

A mi me queda solo el último capítulo de Desperate Housewives y no le queda nada para bajarse... uhmm uhmmm...

Sólo tienes 19 años!!!!! Que fuerte nene

2:46 p. m.  
Blogger Ignacio said...

Pinche güey, ya te lo puedes pasar bien en Móstoles porque te pierdes MI vigésimo cumpleaños. Y a ver si quedamos. He dicho.

4:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home