miércoles, agosto 03, 2005

CINE AL FRESCO

Este post es para todos los que estáis en Valladolid en agosto (los diez o doce): cometer esa estoicidad tiene su recompensa, como todos los años, y vuelve éste por vigésimo cuarta vez el Cine al Aire Libre. Por si alguien aún no lo sabe, las proyecciones son todos los jueves, viernes y sábados del mes, a las 22.30. El lugar, el de siempre: el Patio de la Hospedería del Monasterio de San Benito. Ah, y es gratis total, si todo lo anterior no os había convencido. Como novedad parece que han cambiado las sillas (nuestras espaldas lo agradecerán) y -esto no mola tanto-, este año la programación sólo consta de títulos de 2004. La verdad es que lo entiendo, porque recuerdo las proyecciones de ¡Qué verde era mi valle! u Ossesione casi vacías. Algún aliciente tiene que tener la gente para sentarse dos horitas con un frío del copón (si amigos, llevad jersey gordo) a ver una peli en versión original. No estamos en Madrid, y el objetivo es llenar los 1.100 asientos. Aquí tenéis la programación.
Sobre ella, que dentro de lo que cabe está variadita la cosa, y es la oportunidad (exceptuando la Seminci) de ver pelis en su idioma original aquí en Pucela. Mis favoritas de la lista, Entre Copas, Million Dollar Baby y El Hundimiento (toda una grata sorpresa). Mañana por la noche empezamos con 2046. Le daré una segunda (y última) oportunidad a esta peli. Con lo que me gustó Deseando Amar... La vuelvo a ver porque me dio la impresión de que detrás de todo ese delirio narrativo y gafapastismo hongkonés había algo que me gustaba. Me falta descubrir lo que es.