viernes, septiembre 30, 2005

CHICO MALO

En lo que parece la lenta y progresiva transformación de este blog en un fotolog (no, no caerá esa breva) no puedo dejar de comentar, como buen fan, las nuevas imágenes promocionales de la cuarta entrega cinematográfica de Harry Potter, El Cáliz de Fuego. Hablé a principios de año del ardoroso deseo que me inundaba por verla, y las cosas no han hecho más que ir a peor.
Pero el momento cada vez está mas cerca, y gracias a Las Horas Perdidas y Filmdeculte he encontrado esta imagen promocional francesa (el resto en las páginas de origen) y estoy en condiciones de afirmar:
1-Que por fin la Warner ha dado una fecha exacta para el estreno en España (los gabachos tendrán que esperar un poco): el 25 de Noviembre. Tampoco sorprende mucho, porque es el momento ideal para que se convierta en el taquillazo de estas navidades, este año en ausencia de anillos o catastróficas desdichas.
2-Que la dirección artística y el vestuario (visto en los tráilers) dan una nueva vuelta de tuerca tras los cambios en la entrega de cuarón. Esto ya se puede apreciar en esta foto de grupo, en la que Harry nos perdona la vida y Hermione parece que se ha escapado de un anuncio de H&M de los de marquesina de autobús. Cada vez son más mayores, sí, y parece que, Mike Newell mediante, cada vez van a ser más malotes. Si la cosa sigue así, las últimas entregas de la saga van a obtener calificación S...
3-Que los tres nuevos, de izquierda a derecha, son Ceddric Diggory, Víktor Krum y Fleur DelaCour. La peli será la más épica de las seis primeras (una vez leído El Príncipe Mestizo) sin ninguna duda. Un verdadero tour de force que comienza en los mundiales de Quiddich (atención a los estadios, impresionantes) y culmina con una suerte de olimpiadas juveniles en el colegio. Y con alguien que la palma...hagan sus apuestas.
Pues lo dicho, que comienza la cuenta atrás: dos meses. Seguiremos informando.

jueves, septiembre 29, 2005

ALONSO, QUE TE DEN

El domingo pasaron muchas cosas muy interesantes; algunas de ellas esperadísimas. Nada que ver con el campeonato del mundo de Fórmula 1... La de noches que nos esperan este año en Madrid con la segunda temporada de nuestro culebrón favorito. Viva Marc Cherry, vivan estas cinco jamelgas y viva el eMule.

miércoles, septiembre 28, 2005

...85, 86...Y 87

Cuando Lourdes, una joven estudiante de cine, conducía hacia allí, ni se imaginaba que un viaje cuyas pretensiones no eran más (ni menos) que capturar el espíritu de un lugar y retratar las historias de su gente le iba a cambiar la vida. Perdido entre las montañas navarras está Obaba, un paraje que imaginó Bernardo Atxaga hace dieciséis años en su novela Obabakoak. Ahora le llega el turno a Montxo Armendáriz con su libre adaptación cinematográfica, en la que, aparte de la historia central de iniciación -con reflexión sobre la creación cinematográfica incluida-, nos habla de la locura, la envidia, el sexo, el amor, la inadaptación, la muerte... en definitiva, de lo que han hablado siempre los libros y las pelis, de la vida.
-¿Es ésta la carretera de Obaba?
-Sí.
¿Cuánto falta para llegar?
-Ochenta y siete curvas.

Con esta conversación nos introduce Armendáriz en el ambiente mágico de la película, y de paso nos da una pista sobre cuál será la primera historia que Lourdes va a reconstruir: hace años, el pueblo tuvo una maestra que lo contaba todo. Los pasos, los escalones, los minutos que habían pasado desde que perdió a su gran amor. Pero esta neurosis, como casi todas las veces, no era más que el refejo de una carencia. La maestra estaba perdiendo, con el tiempo, la capacidad de amar. Hasta que empieza a hacer buenas migas con su apuesto alumno Manuel. En una película coral de verdad, en la que los actores compensan sus fuerzas a la perfección, vamos reconstruyendo una foto de grupo de la escuela que se hizo hace muchos años, con las carencias, novedades y cambios con que el tiempo nunca deja de sorprendernos. Tengo que decir (por primera vez en mi vida) que Pilar López de Ayala está para quitarse el sombrero, apoyada por un equipo de hachas, y que el descubrimiento de la peli es Bárbara Lennie (Lourdes), un auténtico clon de la Mamen Mendizábal de 59 Segundos.
Lo más pretendido (y muy conseguido por momentos) es la atmósfera, esencia de lo que es Obaba y de cómo puede llegar a influir en las personas. El paisaje, el clima, las miradas. Incluso esos lagartos-metáfora que se te pueden meter en la cabeza y dejarte tonto. Javier Aguirresarobe es una presencia providencial para la película que ilumina con distintos matices cada narración y consigue ese halo misterioso. Un pasito más (si bien ésta no es su mejor película, quizá sea una de las más personales) en una de las carreras más coherentes del cine español, la del señor Armendáriz.
Obaba no es un lugar. Es un deseo, un estado de ánimo. Es un misterio que no se puede resolver. Encontrar tu lugar en el mundo, estar bien contigo mismo. Una vez que estás a gusto contigo, cualquier sitio puede ser un hogar.

lunes, septiembre 26, 2005

¡SÍ!

Comienza (tras una ausencia bloguera prolongada y un fugaz viaje a Madrid por motivos complutenses) una nueva temporada de Puñaladas en 35 mm. Y no lo puede hacer mejor. Aparte de por una feliz conjunción de alegrías personales de distinto calibre -ni rastro ya de la minicrisis post-teenage- por la gran noticia que tengo que comunicaros, ya a nivel oficial, en el primer post de un tema que será recurrente por aquí de ahora a noviembre, cuando finalice la 50 Semana Internacional de Cine de Valladolid (21-29 de octubre).
Pues al tema: como algunos ya sabréis, el cortometraje de Eliazar Papeles (en el que hice las labores de jefe de producción y que se rodó en enero de este año), ha sido seleccionado a concurso por la Seminci, en el apartado La Noche del Corto Español. Será (como dicen las reglas) el estreno del corto, y qué mejor lugar y evento que éste para el estreno del primer corto en cine de una directora vallisoletana, rodado aquí íntegramente y con gran parte del equipo pucelano de pura cepa. La sección en la que competimos selecciona cada año cinco cortometrajes que se proyectan en una sola sesión (de la que se dan tres pases). Al final de cada uno el público vota al mejor cortometraje y el último día del festival se conoce el ganador junto con el resto del palmarés.
La noticia se hizo oficial la semana pasada en una nota de prensa en la que, entre otras cosas, conocimos las cuatro películas a las que nos enfrentábamos. A saber:
Con mostaza sabe mejor, de Álvaro de la Herrán
El amor a las cuatro de la tarde, de Sebastián Alfie
Manola coge el autobús, de Gabriella y Sally Gutiérrez
O tempo dos bullós, de Chus Domínguez
De momento poco más que decir... De los demás datos de la Seminci que se han dado, los más remarcables son que inaugura Constantin Costa-Gavras (el director griego a cargo de maravillas como Missing o la reciente Amen) con Arcadia, y que Carlos Saura presenta fuera de concurso Iberia, otro de sus experimentos música/danza/cine. Además, es la quincuagésima edición y se proyectará una selección de largos remarcables de anteriores ediciones, todo ello precedido del cachondísimo spot-presentación que se ha currado Isabel Coixet. Preparad las gafas de pasta, que en menos de un mes tenemos una cita con Valladolid y su festival sin fiesta pero con mucho y muy bien cine. Al que todos quedáis convocados (e invitados hasta completar aforo).
Y mucha suerte a Eli y Papeles.

martes, septiembre 06, 2005

APUNTES DE SEPTIEMBRE

Agosto se fue como vino y yo cada vez soy más consciente de que se acabaron mis años teen. Los 20 no son para mí, y a veces pienso que a quién haría mal que un día no me levantase de la cama y me quedase viendo, por la ventana, los días grises de la gris Valladolid para siempre. Pero tengo un compromiso con Madrid, con la gente con la que allí he formado una especie de familia, con mi familia de verdad, que me guarda el sitio aquí, y con los amigos de siempre, aunque cada vez la vida nos lleve por caminos más distantes. Una de las pocas cosas que sigue igual que siempre es el cine, con el que creo que también me estoy comprometiendo -cada vez más-, así que para qué cambiar el tema principal de este blog que cada vez me cuesta más rellenar. Por cierto, no hagáis caso a todo lo anterior, que un día malo lo tiene cualquiera.
Acabo de ver Princesas, y he tenido varios dejà vu: digamos que estas putas tienen los mismos sueños de salir de la miseria que los parados de Los Lunes al Sol (y la misma forma de hablar), y creo que se les van a cumplir tan poco como a los jovencitos arrabaleros de Barrio. No es que Mr. León tenga muy definido un estilo, o que se decante siempre por una temática muy concreta; es que siempre hace la misma película. No estoy diciendo que me parezca mala, pero sí ya vista. Se que hay millones de personas en este país (y en el mundo) con problemas como los de los personajes de León, pero el cine no es la vida, y la redundancia no da más sensación de realismo ni convence más. Candela Peña está estupenda, sí (como el resto del reparto, en el que se revela Micaela Nevárez), pero no nos tiene acostumbrados a menos.
Se estrenó el viernes la película italiana Buenos días, noche, de la que sé muy poco (algo relacionado con el secuestro y asesinato de Aldo Moro), pero que ardo en deseos de ver porque está protagonizada por dos de los intérpretes de La Mejor Juventud. Ya os he dado suficiente paliza con aquel culebrón que me enamoró, entre otras cosas por que me descubrió a un puñado de actores de lo más competente. En esta ocasión son Maya Sansa y Luigi LoCascio. Ya os contaré cuando la vea, como espero hacer con La noche del hermano, Extrañas coincidencias (pese a las advertencias) o La tierra de los muertos vivientes. Y dicen que mezclar es malísimo, a mí me encanta.
El otro día pillé de madrugada en la tele Terciopelo azul, de Lynch, y como era la última que me faltaba por ver de psicótico mayor de Hollywood me quedé enganchado. Queda altísimamente recomendada, en la línea que seguirían Carretera perdida y Mulholland Drive, pero con un comedimiento que permite que el efecto onírico-delirante de éstas entre mucho mejor por el gaznate. Se ve como un thriller cualquiera (al menos la primera mitad), pero te lleva hasta estados que sólo una oreja entre el césped, Dennis Hopper o la confrontación Isabella Rossellini/Laura Dern pueden conseguir. Por cierto, qué risa en la escena de las dos chicas en casa de la última, con Kyle MacLachlan de por medio.
Para acabar, algo que los más fans ya sabréis: la segunda temporada de Mujeres desesperadas comienza en la ABC el 25 de este mes. Con un capítulo titulado "Siguiente", la temporada empieza donde la anterior acabó. Si eres de los que prefieres ver el capítulo sin saber nada, deja de leer. --Bree identificará el cuerpo de Rex en la morgue, para poco después tener una gran discusión con la madre de él sobre el funeral. Gabrielle está en el hospital con un brazo roto, por lo que John acabará en la cárcel, sólo a unas celdas de distancia de Carlos. Lynette, tras varias entrevistas, consigue trabajo en una agencia de publicidad. Y Susan y Mike descubrirán el destino que Zach pretende darles...es posible que el de Rex no sea el único funeral del capítulo. Conociendo la serie, seguro que ésto solo son los cinco primeros minutos--.
De momento nada más, no se cuando nos volveremos a ver pero espero que sea pronto, de momento el ocio y el negocio me tienen bastante ocupado, pero siempre hay tiempo para ver una peliculilla. Espero que penséis igual, y espero también que pase pronto la crisis de los 20.