miércoles, diciembre 21, 2005

¿FALLIDA O UN FIASCO?

La última película de Cameron Crowe, Elizabethtown, es un tostón. Tampoco es que esto no se pudiera prever (ya que su mente pergeñó Jerry Maguire o Vanilla Sky, aunque para esta última no tuvo que pensar mucho), pero tengo que decir que es el director de una de mis pelis recientes de cabecera, Casi Famosos. En aquella revisitaba su adolescencia y la revestía de grandes dosis de imaginación -aunque puede que sea de esos que se creen sus propias mentiras- para contarnos la historia de un joven de los 70 que ama el rock, y por arte de birlibirloque acaba acompañando en gira, como periodista para Rolling Stone, a uno de sus grupos favoritos, en el abismo de la fama más cabrona.
En esta ocasión vuelve a inspirarse en su propia vida, unos años más tarde (los veintitantos-treinta) para contarnos la historia de un joven que está a punto de alcanzar la cima en su carrera empresarial -diseñando zapatillas de deporte- y lo pierde todo debido a un gran error en forma de calzado supermoderno. También hace perderlo casi todo a su empresa, y la semana que hay de lapso entre su despido y la publicación en prensa de su gran cagada (su final más absoluto), en la que pretende suicidarse, va a ser el centro de la narración y un importante punto de inflexión en su vida. Sí, típica-tópica peli de encontrarse a uno mismo; en ocasiones sigue dando grandes resultados como la gran Algo en Común, pero no es el caso.
Lo cierto es que la peli es flojilla y aburrida a ratos, pero no es infumable del todo. Para empezar, es de las pocas pelis mediocres de las que me ha apetecido hablar aquí. Como en la película, en la que se reflexiona sobre la diferencia entre algo fallido y un verdadero fiasco (discusión que no voy a empezar ahora) yo salí de la película reflexionando algo así. Y la peli un fiasco, una puta mierda, una gañanada absoluta, no es. Este efecto es claramente inintencionado, pero ahí está. El film es un quiero y no puedo, o un pudo ser y no fue. Pero hay varias cosas de las que estarían en la versión-obra-maestra de la historia.

Justo cuando el prota está intentando suicidarse al comenzar la peli conoce la muerte de su padre, lo que retrasa sus planes porque tiene que ir al pueblo natal de éste a recoger el cadáver, ya que su madre no se habla con la familia paterna. Entre tanto topicazo del Medio Oeste aparece el más grande, cuando conoce a una chica rarita que puede cambiarle la vida con su optimismo. Una de mis actrices jóvenes favoritas (Kirsten Dunst) y uno de mis actores jóvenes "menos favoritos" (Orlando Bloom) encabezan el reparto que incluye a Susan Sarandon y Alec Baldwin. El discurso se pierde entre interminables canciones (que en vez de acompañar las imágenes es al revés) muy buenas pero que no tienen el protagonismo que tenían en Casi Famosos, lo que las hace molestas a ratos, y sobre todo entre larguísimas y absurdas llamadas de teléfono mal aprovechadas, en guión y en rodaje.
Pero entre las cosillas que me gustaron y que vuelven frecuentemente a mi mente después de enviar a la papelera de reciclaje el resto de la película, está la teoría sobre cómo te mira alguien cuando es la última vez en su vida que te ve. Qué identificado me sentí. Y, aunque no es mérito del equipo, la escena en la que los protagonistas ven juntos el amanecer junto al valle es de esas que se quedan grabadas... Qué romántico (versión tonta) me pongo a veces, de verdad.

3 Comments:

Anonymous Trippy said...

Para ser sincera, te diré que de Elizabethtown me aburrió hasta el trailer. Me apuesto un paquete de Fortuna a que de ser otro quien ostentase el papel protagonista no habrían ido al cine ni las quinceañeras histéricas de "¡tio bueno!" en medio de escena.

Me has recordado a Jason Lee en Casi famosos... ¡Y yo que creía que se me había olvidado!

2:17 p. m.  
Anonymous VIRGY´S said...

Bueno peli q sera recordada por con quien fui a verla, en que ciudad(me gusta madrid)...jijij bueno a mi no me parecio excesivamente horrible de morirse de coñazo , pero ya te dije naad más salir del cine que le sobraban partes y grandes partes, q esa peli en unahora y algo hubiese tado muxo mejor, pero bueno , por cierto ya tengo la banda sonora en mis manos asiq cuando vengas te l a paso besos ...

10:38 a. m.  
Blogger Nat said...

pues a mi tampoco me disgustó tantísisisisisisimo, jo.
lo único malo (pero esto es opinión personal y para nada objetiva) era la prota, que no la aguanto, con esas pintas de guarra que me lleva siempre joder, que se lave el pelo, hombre ya!
de lo que más me gustó fue los momentos "te hago una foto sin cámara para que se me quede este momento grabado en la mente para siempre". aisssss, cómo me recuerda a Marcelito...

6:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home