lunes, enero 02, 2006

ANDE O NO ANDE...

...Gorila grande. Si ya se podía afirmar con su trilogía de El Señor de los Anillos, ahora no queda duda de que Peter Jackson es el director megalómano por antonomasia, al menos en el panorama actual. King Kong -película y personaje- no son grandes, son inmensos. Tamaño, metraje, presupuesto, aspiraciones...no hay lugar para la humildad en este festival de la hipertrofia del que artísticamente el neozelandés ha salido bastante airoso; en lo económico, esto ya es más discutible, porque de momento su película ha empezado por debajo de lo que lo hicieron títulos más baratos como Las Crónicas de Narnia o Harry Potter, sin ser sus resultados para nada malos.

No voy a repasar la historia del personaje de King Kong porque estoy harto de leerla en números recientes de revistas de cine y verla en documentalillos, y así nos podemos centrar en esta película: sólo decir que si el original duraba 100 minutos y el infeliz remake del 76 duraba 134, la peli de Jackson se va a los 187. Tres horas largas (que no largas horas) de puro entretenimiento de serie B rodado con dinero de serie A+, con intermedio y todo, transportando las salas y sus ocupantes a otros tiempos de mayor esplendor cinematográfico.
Si la peli es tan tan larga es porque algo nuevo se han tenido que inventar los guionistas (entre ellos la mujer del director, Frances Walsh), y la primera escena ya dice mucho de lo que va a ser uno de los temas principales de la película: el mal momento por el que pasaban los Estados Unidos a principios de los años 30, concretamente en 1933, año elegido para situar la acción por ser el que vio nacer al simio Kong, para la película de M. C. Cooper y E.B. Schoedsack. Si estáis despiertos, pillaréis un homenaje a la primera versión de la película en forma de comentario del personaje del director de cine, Jack Black. Otro guiño iba a ser la aparición de la protagonista original, Fay Wray, pero su muerte en el verano de 2004 -a los 96 años- lo impidió. No obstante, antes de su fallecimiento Jackson se entrevistó en numerosas ocasiones con ella, lo que le sirivió para hacerse una idea de cómo fue el ambiente de rodaje y las aspiraciones del King Kong original, película idolatrada por el neozelandés desde su infancia. Con esta revisión del mito le ha querido hacer un homenaje a la manera en que se lo hizo a uno de los libros favoritos de su adolescencia, la trilogía de los anillos de Tolkien, hace unos años.

El comienzo de la película nos introduce en el ambiente del Nueva York del 33, y nos presenta con detalles un escenario que no volveremos a ver en la película hasta dos horas después, cuando llegue el enésimo -y último- clímax en forma de mono desatado por la Gran Manzana. Conocemos por encima a los personajes, que se nos van a presentar mucho mejor en el largo episodio del barco, sobre todo al trío protagonista: La actriz Ann Darrow, que atraviesa un momento tan malo que acaba embarcándose en un rodaje suicida con el director Carl Denham, una mezcla de directores osados (que no por ello de buen hacer) de la historia y del propio Jackson. Éste hará todo por terminar su película, hasta "secuestrar" al guionista Jack Driscoll (Adrien Brody), que siente que se vende por escribir un film de las características del de Denham. Como en el original, cine dentro del cine, pero esta vez en más de un sentido: esta película bebe de muchísimas fuentes aparte del film de hace 70 años, siendo Jackson como sabemos un cineasta altamente referencial. También literarias, pues el personaje de Jimmy (interpretado por un Jamie Bell muy lejos ya de Billy Elliot en muchos sentidos) establece un paralelismo entre esta historia y El Corazón de las Tinieblas, de Conrad, con reflexión sobre las narraciones de aventuras incluida.

Después tendremos la interminable parte de Skull Island que, tengo que confesarlo, me encanta. ¿A quién puede no gustarle una pelea de lucha libre entre King Kong y dos tiranosaurios con Naomi Watts -una heroína nada al uso- dando alaridos y alguna patada alrededor? Los fotogramas gritan "serie B". Es esta parte un macro- Parque Jurásico del que personas como Cooper, Ray Harryhausen o Steven Spielberg pueden sentirse orgullosos porque sin sus aportaciones al cine no hubiera sido posible, pero lleva más allá cualquier precedente: la parte de las lianas es genial. Finalmente, siguiendo esta estructura episódica -creo que no revelo nada a nadie- y haciendo un círculo (como en ESDLA) volvemos a Nueva York donde la belleza de las imágenes y su simbiosis casi perfecta con el contenido deslumbran cuando más, si es que no has ido a la sesión nocturna y te estás durmiendo, que todo puede pasar.
La empresa Weta va poniendo las últimas piedras en su consagración como la nueva reina de los efectos especiales (con permiso de ILM) con este título, aunque todavía haya cosas que mejorar. Lo que no se es si conviene que todo sea tan real que al final se pierda la sensación fantástica que recorre ésta y muchas otras pelis recientes. El tiempo lo dirá. La música la firma mi favorito, James Newton Howard, pero lleva más el sello de las pelis de Jackson que de las partituras de aquel. El compositor se la tuvo que currar en tres meses, tras el despido en septiembre de 2005 de Howard Shore (ESDLA), que hizo algo que parece que no le gustó mucho al jefe. Diría que nunca podríamos oír esa otra música y dar nuestra opinión, pero de una película de la que ya puedes comprar el making of en la fnac por 20 euros (40 para coleccionistas) me lo espero todo, incluso la edición de la banda sonora alternativa para ponerla en el tocadiscos mientras ves el DVD. Hay que ver cómo amortizamos todas las marquesinas de autobús que hemos llenado de imágenes del gorila.

2 Comments:

Anonymous nat said...

AY Heart of Darkness... de Conrad...que malos recuerdos...
la verdad es que todavía no puedo opinar sobre la peli, porque estoy esperando a Víctor para verla, pero todos los que la han visto me han dicho que está genial...ya te diré mi opinión.
un beso. Ah! y ya escribí en el blog, para que no me des más la vara...jeje, mua!

8:49 p. m.  
Anonymous VIRGY´S said...

muerte a heart of darkness y a joseph conrad!! la peli aun no la vi
besos

11:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home