jueves, enero 26, 2006

SI NO PUEDES CON ELLOS, CÓMPRALOS

Hablaba el otro día con unos amigos de lo buenas que eran, en general, las pelis de animación de Pixar, en contraste con las cagadas que estrenaba Disney últimamente. Hace más de diez años los dos estudios firmaron un contrato de colaboración que comprometía a la compañía de animación digital a hacer siete largometrajes para Disney. Pues bien, la séptima de esas siete películas (Cars) está a punto de estrenarse, y era más que un rumor que los creadores de Los Increíbles o Buscando a Nemo no tenían en mente renovar, para llevarse una parte mucho más sustanciosa de los beneficios que diesen sus pelis realizadas a partir de este momento. Anteayer Disney dio el pelotazo y nos dejó a más de uno con la boca abierta con la noticia de que compraban la compañía Pixar por 7.400 millones de dólares. Así se acaba la duda de quién distribuiría ahora sus títulos en los cines, y Disney como productora tendrá algo decente que llevar a las pantallas.

Los estudios de animación de Disney, a la vez que la edad de oro de la animación generada por ordenador comenzaba con Toy Story en 1995, entraban en crisis creativa y por consiguiente económica. El renacimiento que la compañía experimentaba desde finales de los 80 gracias a títulos como La Sirenita, La Bella y La Bestia o Aladdín, acaba cuando el director por entonces de la compañía -y causante de este resurgimiento- Jeffrey Katzenberg la abandona para crear junto a Spielberg y Geffen la rentable Dreamworks. Tras el último buen título de animación tradicional de Disney (esto es, El Rey León) en 1994, sus estrenos se van convirtiendo uno tras otro en batacazos, o simplemente pasan desapercibidos. Al principio se intenta mantener la técnica comercial de un "gran estreno" cada navidad, pero largos como Hércules o Pocahontas no tienen tirón suficiente como para repetir el éxito de sus predecesores. Luego comienza la estrategia del "todo vale": estrenos directos a vídeo, cantidad de pelis sobre el mundo Pooh, segundas partes de sus grandes clásicos o aberraciones del tipo Atlantis.

Hasta intentaron crear en Disney su propio estudio de animación digital. Mejor que el tiempo nos haga olvidar, porque si empezaron su andanza con la medianamente comestible Dinosaurio, su último ¿bombazo? ha sido Chicken Little. Lo único que salvaría de esta última es que en la versión original el pollito tiene la voz de Zach Braff. Los estudios de dibujos clásicos echaron el cierre con Zafarrancho en el Rancho, aunque ahora amenazan con estrenar (en el cine, sí) la segunda parte de Bambi. Se la habrán hecho de encargo en Japón, me imagino.
Conclusión: las únicas pelis decentes que se podían ver estos años con el castillito de la Disney al principio eran las de Pixar. Ante la posibilidad de quedarse sin ellas, y sin la de millones que generan en todo el mundo, la corporación de Mickey compra los estudios situados en Emeryville, California. Y es que aunque sus dibujos den pena, Disney es una compañía con una facturación anual astronómica. Parques temáticos, editoriales, canales de cable, discográficas y otros estudios y distribuidoras de cine (Touchstone, Miramax, Buena Vista) forman parte de la diversificación empresarial del grupo. Y como el pez grande siempre se come al chico, Pixar y Disney serán uno hasta que la muerte los separe. Esperemos que no se contagie la creatividad en el mismo sentido en el que van los millones...

9 Comments:

Anonymous Anónimo said...

haber juanin que te voy a opinar que nunca te opino en tu pagina y te leo siempre, mi comentario es el siguiente: esperemos por favor que la disney no empiece a fastidiar a pixar pq le incluya canciones o niñerias a las pelis que haran juntos, pq hasta ohora casi todas mis pelis de dibujos preferidas son de pixar, exceptuando mulan o tarzan que no las has nombrado y no se pq ¿no son de disney??? pq para mi mulan es lo mejorcito de dibujos.
veamos haber que hacen juntos en esa union la disney y pixar despues del estreno de cars a lo mejor ya empiezan a caer en picado y fastidian a una de las mejores: pixar.

por cierto soy codi como tu me llamas un beso juanin

1:43 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

¿La segunda parte de Bambi? pero quie hemos hecho para merecernos esto, deberías ver mi cara, es de muy asombrada. Por cierto Codi un saludo ;)Niea

4:33 p. m.  
Anonymous VIRGY´S said...

Chicken LIttle de lo peorcito q he visto ultimaaente joe q basura de pelicula pero mala mala, y pa que a mi no me guste una de dibujos tela...
MOMENTO RIDICULO (aunque ya te lo he contado en persona)
Hola buenas tardes, me das dos entradas para kevin little..digo... jajaj soy lope

mil besis juan a ver si vienes ya que me tienes hartita

6:44 p. m.  
Blogger Arcangel said...

Anda...yo no sabía todas esas cosas de lios de productoras y faldas...
Es cierto que las peliculas de antes eran más bonitas, y por lo menos me gustaban mas, ahora veo menos peliculas de disney, pero mas que nada porque a partir de Toy Story dejaron de gustarme...
Vaya tela acabo de soltar.
Besos!!

7:15 p. m.  
Blogger Rufo said...

hey, y me tienes enlazao y no me dices nada?? Te enlazo de calle!! :D
pues si, lo de pixar, una putada, pero habra que verlo, a ver si asi disney espabila y aprende algo por fin...
enga, un saludo!

1:50 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

un saludo para la que me ha saludado, por cierto kien eres???

8:53 p. m.  
Blogger Flat Eric said...

off topic: qué buena la peli de Mr Lee. Me ha gustado mucho tu post. El primer clásico de este siglo.
Esta noche son los Goya, esperamos una buena y despiadada crítica mañana a primera hora. ;))

4:30 p. m.  
Blogger Nat said...

he vivido engañada mucho tiempo, no sabía nada de estas movidas... y yo pensando que todas eran de disney... (bueno, creo que shrek no).

respecto a los goya, vaya mierda este año no?? me uno a flat, una crítica despiadada ya!
besos juancho mil.

2:13 p. m.  
Blogger Juan said...

De momento una entrada por semana en el blog porque así como que no quiere la cosa han llegado los exámenes a mi vida, aunque yo haga como que los ignoro pa hacerme el interesante.
El jueves, la crítica (malvadísima) a los Goya, y dentro de na un comentario de las nominaciones de los Oscar, que han salido esta mañana. ¡Qué mal colocada está la temporada de premios, coñe!
PD: bienvenida al mundo de los comentarios, Codi. Un beso.

7:37 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home