miércoles, marzo 08, 2006

PUES BUENO, PUES VALE

No me apetece mucho escribir (como casi siempre, por otra parte), pero mis innumerables fans me piden una opinión de los Óscares de este año y además como no escriba pronto sobre el tema ya no le va a interesar ni a Rita. Mi pensamiento principal sobre la septuagésimo octava edición de los Academy Awards se resume en las cuatro palabras del título del post. Es que no se, todo se me salió de los esquemas desde el comienzo de la ceremonia, aunque no siempre para mal... pero cuando Jack Nicholson dio el de mejor película a Crash, que es la peli que (de lejos) menos me había gustado de las de este año, fue el broche de bronce a una noche que ni frío ni calor, ni pa' tí ni pa' mí. Este año los Oscar no me han disgustado tanto como -por ejemplo- cuando le dieron todo a El Retorno del Rey, pero me han dejado muy frío.

Para empezar, la gala no sufrió bajones ni tuvo partes horriblemente aburridas, pero tampoco fue el paradigma del glamour, la diversión y el festejo que se presupone a la gran noche de Hollywood. Tenía muy altas expectativas puestas en el maestro de ceremonias, el cómico Jon Stewart, ya que sigo su Daily Show (Global Edition) en Paramount Comedy y me parece de lo mejorcito en sátira política. Pero los guionistas de la gala no quisieron mojarse con nada y todo se quedó en un par de comentarios muy templados, de los que me quedo con el que referenciaba al disfraz de cisne que lució Björk (Gundesmontir) hace ya varios años. Propongo como presentadoras para el año que viene a Meryl Streep y Lily Tomlin, que hicieron una introducción divertidísima al premio honorífico para Robert Altman, hombre que me cae fatal y que combina peliculones como Vidas Cruzadas con cagarros como El Dr. T y las Mujeres. A Lauren Bacall se le piraba un poco presentando un homenaje al cine negro, pero es que tiene más años que el sol ya la buena mujer.

Los premios, desconcertantes y a veces decepcionantes. No voy a comentar la pedrea técnica porque me eternizo, sólo que King Kong (que amé) y Memorias de una Geisha (que me durmió) se merecían los suyos. La música fue al Gustavo Santaolalla de Brokeback Mountain y no lo veo mal del todo; si cuando vi la peli no me gustó demasiado luego no me podía sacar el The Wings de la cabeza, y me emocionó oírlo dentro del Kodak Theatre, más que al acaparador de John Williams o la música africana de Alberto Iglesias para El Jardinero Fiel (que fragmento más malo eligieron, madre mía).
De los tres que se llevó Crash sólo se merecía el de mejor montaje: guión original debería haber sido para Match Point (la gran olvidada de este año, o una de ellas) y película...al final diré algo. Brokeback Mountain se llevó el de guión adaptado: más arriesgado pero igual de acertado habría sido dárselo a Munich o Una Historia de Violencia, pero así quedó la cosa. Ang Lee por fin se llevó una estatuilla como mejor director, y eso que va de masterpiece en masterpiece. Uno de los que más me gustaron fue el de mejor actriz secundaria para Rachel Weisz, y es que desde La Momia tengo debilidad por esta chica. El de secundario para Clooney, ni idea porque no he visto (ni me llama nada ver) Syriana, pero creía que se iban a levantar Matt Dillon o Jake Gyllenhaal. Fue la primera sorpresa de la noche, este galardón presentado por una Nicole Kidman que cada vez hace más mierdas y se parece más a su mujer-robot de The Stepford Wives.

Me gusta mucho Reese Witherspoon como actriz (sí, sí) pero no se si en esa peli está tan bien como para darle el galardón a esta muchacha con tanta carrera por delante. Actor...Phillip Seymour Hoffman me parece un semidiós, aunque Ennis del Mar está tan tan brillantemente interpretado por Heath Ledger que ya se lo había dado a él mentalmente. Pero me alegro por el gordo pajillero de Happiness. Y con respecto a mejor película...Algunos dicen que no hay como tener amigos, otros que no se han atrevido a dárselo a BBM, y yo se que muchos ven Crash como una obra maestra de nuestros días. No lo se, solo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo en lo que dijo Mr. Belvedere de que Crash "es una peli que propone soluciones fáciles a problemas difíciles" (entendido esto en el peor de los posibles sentidos). Pero como siempre, la gente (ya no digo las taquillas) camina paralela a los premios, y como fenómeno sociológico y cinematográfico Brokeback Mountain, mi favorita, ha tenido un peso infinitamente mayor que sus competidoras. No se si ha sido la peli del año, la década o esas burradas que dicen, pero dentro de un tiempo muchos recordarán/recordaremos el estreno de la peli de Ang Lee, y lo que quiera que sea que venga después. Crash, me da la impresión, tardará poco en encontrar su lugar natural (por sensibilidad, por moralina, por intérpretes), la tarde de los sábados y los domingos en cualquier cadena de televisión.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

bueno juanin e decri que para mi tampoco era (aunque no la e visto) la mejor pelicula crash pero bueno... del presentadro dire que me rei bastante a pesar de la mala traduccion del tio que lo hace que a veces baja tanto la voz que no se le oye!!! y bueno yo tb keria que el oscar al mejor actor fuese para el casanova pq la verdad es que ennis del mare me encanta igual que jake no me gusto mucho ,este me parecio que con las pelis que habia echo ultimamente , esta es sin duda su mejor interpretacion pq es conmomedora y muy creible, por cierto pero que poco abre la voca este chico y cuanto expresa verdad?? es que es version original el lo clava!!! pero bueno no juzgo al tio que se llevo el oscar pq no e visto la peli. y bueno por lo demas la gala no estuvo mal algunas iban muy guapos y otro a su aire pero bueno. un beso codi. ç(por cierto odio tenrr que poner codi para q sepas kien soy jeje)

11:10 p. m.  
Blogger Nat said...

TE HAS QUEDADO A GUSTO EH???? JAJAJA.

12:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

raro que no comentes nada de "buenas noches, buena suerte", pelicula excelente sobria y bien rodada

10:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home