sábado, abril 22, 2006

ANARCHY IN THE UK


Hay opiniones para todos los gustos sobre V de Vendetta, el último producto de los hermanos Wachowski, en esta ocasión no dirigido por ellos si no por el ayudante de dirección de su saga Matrix, James McTeigue. Pero, a fin de cuentas, lleva el sello Wachowski, ya que está escrita por ellos; y, como la citada saga, hace un totum revolutum de referentes culturales del ya difunto Siglo XX para hablarnos un poco de cómo podría ser el XXI, de aquí en unos años. El principal sustento es la novela gráfica que adapta, del aclamado Alan Moore (La Liga de los Hombres Extraordinarios, Desde el Infierno). Si habéis leído este cómic, por una cuestión estadística, casi seguro que la película no os gusta: eso como poco, quizá os entre una rabia terrible y ganas de asesinar a sus creadores. Yo fui a verla sin el prejuicio que supone conocer el material que se adapta (qué bien oriento mi incultura comiquera), y lo cierto es que la peli no me ha decepcionado nada. Me ha gustado mucho, y lamento que no esté siendo en España el éxito que en otros países, porque –si bien tiene algún defectillo en su hacer- es un soplo de aire fresco para todos, en forma y fondo.

Pero los referentes no se quedan en el trabajo de Moore y Lloyd (el dibujante del original), sino que en V de Vendetta hay cine, literatura y música que en mayor o menor medida podemos jugar a reconocer, y sobre todo, a descubrir qué nos quieren decir con ello: reciclaje cultural en estado puro. Y también, al más puro estilo Almodóvar, tenemos televisión creada para la película, que oscila pendularmente entre lo desternillante y lo terrorífico. La comparación con el manchego, aunque lo parezca, no es tan peregrina. Y dejando a un lado las maneras, tenemos la historia de Evey y V, una especie de Dama y Vagabundo, de Bonnie y Clyde, de Bella y Bestia...o de León (el profesional) y el papel de la propia Natalie Portman con once añitos. V es un revolucionario en el sentido antiguo (y bueno) de la palabra... un terrorista, sí. Un sabio loco que pretende llevar a cabo una venganza personal y una decapitación del poder a la vez. Lleva la máscara de Guy Fawkes (que intentó volar las Casas del Parlamento en 1605), tiene una voz misteriosa e hipnótica, y para presentarse sólo usa vocablos que lleven uve. Detrás de la máscara se encuentra Hugo Weaving (el agente Smith de Matrix, Elrond en ESDLA), por lo que recomiendo encarecidamente la versión original de la peli si queréis disfrutar de su interpretación. Evey es una joven a la que la lucha revolucionaria le quitó todo lo que tenía, y que ahora intenta vivir sin llamar la atención y cumpliendo hasta el toque de queda. Es Natalie Portman, nada más que decir sobre la intérprete. Hasta que V le enseña (con sus poco ortodoxos métodos) que no se puede vivir al margen de abusos de poder como los que se llevan a cabo en esta Inglaterra totalitaria, mayor potencia del mundo en el momento en que se desarrolla la acción.

Y pasando por las formas y el argumento, llegamos al tema, al quid de la película. ¿Es la violencia un método lícito para luchar contra el poder dictatorial? ¿De verdad es viable la ausencia de poder político en una sociedad? Si lo enuncio en forma de pregunta es para no contar mucho y dejar que la peli os hable por sí misma, porque las opiniones de los autores sobre estos y otros temas quedan bastante claras. Y es bueno, estemos o no de acuerdo con sus tesis, ver que un film mainstream no es híper-mojigato ni se atiene a los principios ideológicos generales reinantes en Hollywood. Aun así, el mercado es el mercado y el estreno original de la película (el 5 de noviembre, por una fecha muy especial de la historia) tuvo que ser pospuesto por el paralelismo con los atentados reales en el metro de Londres en verano. Con una estética a veces teatral, a veces punk, muy inglesa siempre, V de Vendetta no es una obra maestra, ni falta que le hace. Nos dice a la cara lo que nos quiere decir, nos regala un par de momentos de quedarse con la boca abierta y punto. Recordad, niños, que Inglaterra Prevalece.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Recomiendas la versión doblada? Esto es nuevo... Joder, tngo q ir a verla ya!! Besus, Pei

4:39 a. m.  
Blogger Juan said...

evidentemente, era un error. Vuelo a corregirlo, y cambiarlo por "versión original"...

2:08 p. m.  
Blogger Nat said...

yeah baby, cómo me gustó la peli... y ahora me estoy leyendo el cómic, que me lo ha dejado una de mi clase, que es friki friki...
ya te contaré. besosssssssssss

1:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No es mi película favorita, aunque me gustó mucho y merece la pena ir a verla al cine. Además es muy valiente en su planteamiento.

Habría que replantearse términos como el terrorismo...

Dorian Gray

8:08 p. m.  
Blogger Nat said...

este misterio de Dorian Gray me suena un poco a lo mío con Mam no??

9:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home