miércoles, julio 05, 2006

ULTIMATE SUMMER PREVIEW (1/2)

El título de la entrada suena un poco a flipada, y lo cierto es que lo es. Porque no soy Empire, Première, ni siquiera Fotogramas, y no me voy a dedicar a listar todas las películas que se esperan para este verano porque me eternizaría y, sobre todo, porque gran parte me importan un bledo. Simplemente repasaré algunos títulos que se estrenan de aquí a octubre y tengo muchas ganas de ver: sirva esto de paso como invitación para que os acerquéis a las salas como método para huir del calor, y como explicación-justificación de por qué este verano me parece que va a levantar el nivel de las producciones que los grandes estudios se suelen guardar para el estío.

Empezamos con Superman Returns, que se estrena en una semana en España, con uno de los carteles más feos que se recuerdan en películas de superhéroes. Con lo que molaba el americano... Spain is different. Nunca me ha atraído la figura de este superhéroe de colorines y que es el único que es super- de nacimiento: con lo divertidas que son las arañas radiactivas o los murciélagos traumatizantes... Pero el caso es que detrás de las cámaras está Bryan Singer, autor de dos de las mejores pelis de cómics que recuerdo, las primeras de X-Men. Dejó la saga mutante para realizar esta nueva entrega de las aventuras del de Kripton, porque al contrario de la resurrección de la saga Batman el año pasado, aquí no nos vuelven a contar todo desde el principio: la peli empieza cuando Superman vuelve a la tierra tras un largo retiro en su planeta natal y descubre, entre otras cosas, que Lois Lane se ha casado... De los superpoderes del actor protagonista, Brandon Routh, creo que ya no hace falta ni hablar.

Vuelve uno de mis directores de cabecera, y además por partida doble: el caso es que si en EEUU las dos películas a las que me voy a referir se acaban de estrenar, no se cuánto tendremos que esperar por estas tierras para verlas legalmente... Richard Linklater nos trae A Scanner Darkly, un experimento visual (que no lo es tanto porque ya lo usó en la ¿filosófica? Waking Life) en el que convierte actores reales en dibujos animados para contarnos la historia -original de Philip K. Dick- de unos policías y unos ladrones que, en un futuro no muy lejano, experimentan con drogas de ultimísimo diseño: Keanu Reeves, Winona Ryder, Robert Downey Jr. et al.

La otra sorpresa que se guarda Linklater, y con la que apareció en el pasado festival de Cannes, es una peli-denuncia sobre el tema que ya tratase Super Size Me, Fast Food Nation. Lo cierto es que esta adaptación de un bestseller es muy diferente de aquel documental amarillista, y que la comida basura es sólo una de las cosas que este señor critica de su país, abarcando temas como el tratamiento de la inmigración latina. Para ello, se rodea actores como Catalina Sandino Moreno (la revelación colombiana del año pasado), Patricia Arquette o su habitual Ethan Hawke.

Snakes on a Plane: ¿alguién necesita algo más que este título, pura poesía? Una peli confesa de serie B, cuyo argumento...en fin, un terrorista (o algo así) que suelta serpientes venenosas en un avión, tampoco hay que darle muchas vueltas: bueno, sí. El pasaje del avión lo forman un rapero, un chino practicante del kung-fu, una rubia tonta que interpreta Elsa Pataky... Protagoniza Samuel L. Jackson y un gran contingente de serpientes de goma. La productora quería cambiar el título a la peli, para hacerla más comercial, pero el director luchó por el original, que define las intenciones -y la posible calidad- de la peli muy bien. Dice el perpetrador, David R. Ellis: "Es terror en estado puro: combinamos los dos miedos más terribles de la gente: serpientes y aviones". Qué genial.

Como ya he desparramado hasta terrenos insalvables, acabaré esta primera entrega recomendando Nacho Libre, segunda peli del frikazo Jared Hess, que nos ofreciese hace unos años Napoleon Dinamyte. En este caso, Jack Black interpreta a un monje que empieza a practicar la lucha libre mexicana para poder ayudar a los niños de un orfanato y que, de paso, se ganará el amor de una monja. Niveles de surrealismo muy altos los que se esperan de esta comedia que está haciendo muy buena taquilla en EEUU, sobre todo para lo poco que ha costado.
En breve estoy de vuelta para acabar con carreras de coches, piratas, importantes firmas de moda y alguna que otra referencia al cine extraamericano, que ya me vale.

3 Comments:

Blogger joseSTEREO said...

me encanta la revisión de pelis que haces y la forma que tienes de contarlo...

por mala que sea, me muero por ver snakes on a plane!

10:03 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Hola! pues de todos los títulos no se con cual quedarme...la verdad es que no me convence del todo ninguno, así que optaré por intentar ver una de las anteriores, la de Hard Candy me llama mucho la atención.
Besos, Paula.

5:33 p. m.  
Blogger Nat said...

vale, tampoco era tan largo el post... voy a por el siguiente.

2:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home